El problema de los antiavalots

3

junio 7, 2012 por carlosalonsoromero

(o de cómo invertir el argumentario cívico-economicista de La Vanguardia)

Llevo días dándole vueltas a este tema, pero por no violentar mi espíritu cívico y respetar el marco constitucional vigente, he mantenido este asunto en el orden de la reflexión y la autodisciplina espiritual. En un par de ocasiones he llegado incluso a ponerme a escribir esta crítica, pero siempre he abandonado en aras a la razón y el bien común. Sin embargo, la noticia de que el Sr. Felip Puig quiere incrementar en 100 el número de antidisturbios existente en Catalunya me ha soliviantado y ya no puedo contenerme más:

¿Se puede saber qué hacen los Mossos antidisturbios cuando no hay disturbios ni posibilidad remota de que los haya? ¿Somos conscientes de los millones de euros que estamos perdiendo (qué digo perdiendo: ¡¡TIRANDO A LA BASURA!!) pagando a un contingente de 500 antiavalots cuando casi todo el rato de casi todos los días del año no hay avalots por ninguna parte? Es indignante a más no poder. Calculado así a lo bruto, se trata de 12.000.000 euros que podríamos emplear en fomentar los huertos urbanos, sustituir a Colón por una estatua de Bob Esponja o fichar al reemplazo de Alves.

Además, como ya se ha dicho hasta la saciedad en esta circunstancia tan dura que atravesamos, durante muchos años hemos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades, y el tema que nos ocupa no es ninguna excepción: 500 antiavalots también están por encima de nuestras posibilidades. Conozco a gente capaz de generar avalots considerables un par de veces al año, máximo tres, pero seamos realistas, NO podemos generar disturbios cada día para dar trabajo a los 500 antiavalots. Nos gustaría, sí, pero estamos en crisis, joder: tenemos que trabajar y sacar el país hacia adelante. En conclusión: tenemos otras cosas que hacer.

Además, si uno lo piensa con detenimiento, la mayor parte de la gente, cuando genera avalots, los genera a la vez, en forma de subjetividad colectiva, porque una persona sola dificilmente puede generar un disturbio a menos que pueda dividirse a sí mismo subatómicamente. Así pues, lo que habitualmente sucede es que un montón de gente genera disturbios en un mismo día y por un mismo motivo, cuestionando de este modo de raíz la sostenibilidad económica de 500 puestos de trabajo permanentes, disponibles a turnos 24-7. A ver si me expreso con claridad: ¡¡la ciudadanía es incapaz de generar tanto conflicto social!!

Es por ello que me gustaría que las autoridades nos aclarasen: ¿qué piensan hacer con los 500 antiavalots cuando no haya nadie a quien reprimir? ¿¡Acaso van a dejar que se pongan a jugar a La Podrida o al Remigio CON EL DINERO DE TODOS!? ¿Es esto sostenible económicamente en tiempos de crisis? Contéstenme, joder.

A mí me da vergüenza explicar esto a mis amigos extranjeros (que tengo muchos, eh), tratar de hacerles entender que tenemos a 500 personas jugando al Remigio esperando que haya disturbios mientras se está recortando en hospitales, en escuelas y, aún más grave, en señalización viaria. Cada día hay coches que CHOCAN y gente que MUERE, todo porque no hay dinero para poner señales nuevas para los automóviles. A veces hablo con mis amigos alemanes, luxemburgueses y suizos y alucinan de verdad:

-Neeeein! Aber Carlos ¿funfhundred catalonien bereitschaftspolizei?¿und remigio spielen? ¡¡Es ist unerhört!!

Lo cierto es que no parece propio de un país civilizado tener un contingente de 500 señores jugando a cartas y esperando que haya saraos para encima, cuando los hay, enviarlos a violentar a los manifestantes, que habitualmente son mucho más pacíficos que la policía pues no han hecho de la violencia su modus viendi. Es decir: la mayor parte del tiempo los avalots no cumplen ninguna función social, y cuando la cumplen, resulta que la función  social es deleznable. ¿Qué sentido tiene todo esto?

Bien, intentaré tranquilizarme, ser constructivo, y para que el sindicato de policías no me pueda acusar de estar en contra de la sagrada institución de Los Puestos de Trabajo, ofreceré a continuación algunas propuestas para arreglar este dispendio sin sentido y ayudar así a rentabilizar de algún modo un contingente obrero tan formidable. Vamos con mis planteamientos, entonces:

1. Organizar permanentemente cumbres mundiales de organismos internacionales antidemocráticos culpables de la crisis: el FMI, el Banco Mundial, el G-8, el G-17, etc… Aún así, esta solución no termina de convencerme, porque calendarizar cumbres los 20 días laborables del mes implicaría que estas instituciones se trasladasen de forma permanente a Catalunya, y creo que eso no está en la agenda. Además, el concepto de “cumbre” pierde un poco el sentido.

2. Que se vayan a limpiar bosques para prevenir los incendios. O mejor, y puesto que son mozos recios, de brazos musculosos y quijada castellana: que apaguen incendios directamente. Suele suceder, además, que la gente que sufre un incendio suele necesitar un par de hostias para calmarse, y para eso es un cuerpo técnicamente mejor preparado que los bomberos. Todo esto, por supuesto, siempre que no haya un número suficiente de avalots para mantenerles ocupados. Lo primero es lo primero, lógicamente. Un antiavalot se debe a lo suyo, sí, pero un protocolo de colaboración con el cuerpo de Bomberos podría ordenar el asunto del tiempo de trabajo sobrante.

3. Recolocación en sectores en los que haga falta fuerza bruta. Recientemente vino la Ministra de Trabajo de Canadá a reclamar leñadores y ofreció un salario superior al que aquí se paga a un Ingeniero Superior de Caminos y Puertos. Pues sí. Basta ya de intentar convencer a nuestra juventud universitaria de que se pire a países civilizados cuando aquí podemos utilizar su intelecto. Lo que nos sobra la mayor parte del tiempo, como he demostrado hasta aquí, son 500 trabajadores con perfil de leñador.

4. Cursos de emprendiduría y autoempleo. Un poco por experimentar las propuestas del gobierno que defienden porra en mano.

Anuncios

3 pensamientos en “El problema de los antiavalots

  1. pipasFacundo dice:

    No juguen al remigio, juguen a l’strip-dominó.

  2. uri-nal dice:

    hi ha una activitat molt nostrada que és el ‘ball de bastons’ i crec que com tota activitat popular van mancats de personal jove i entusiasta. a més podrien constituïr-se com esbart dansaire i donar un aire nou a la tradició: porres elèctriques x bastons, botes militars x espardenyes, cascos ultraxulos x mocadors, alarmes x picarols i cinturons actionmen x faxes…tot plegat de ben segur arrossegaria a nous afeccionats a aquest art mil.lenari: el ‘ball de bastons’. d’aquesta manera CIU potenciaria un art nacional i donaria sortida a 500 dansaires. així com fóra una manera de mantenir-se en forma i apunt per cascar als mals CIUtadans, clar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: